Leyes sobre el matrimonio marroquí

El culto a la virgen María (Junio de 2012)

2016.06.04 13:48 ShaunaDorothy El culto a la virgen María (Junio de 2012)

https://archive.is/9MVFQ
Espartaco No. 35 Junio de 2012
De los archivos de Women and Revolution
El culto a la virgen María
(Mujer y Revolución)
El siguiente artículo ha sido traducido de Women and Revolution No. 15, verano de 1977, y es una reseña del libro Alone of All Her Sex: The Myth and the Cult of the Virgin Mary (Apartada de todo su sexo: El mito y el culto a la virgen María) de Marina Warner (Nueva York: Alfred A. Knopf, 1976). En su brevedad, el artículo proporciona una excelente exposición de la actitud de los marxistas revolucionarios ante la religión, así como una explicación materialista del origen y función social de ésta. A pesar de haber sido escrito hace ya 35 años, no es difícil extrapolar de la situación que describe a la actual. En EE.UU., la política burguesa ha estado crecientemente saturada de oscurantismo religioso, y el tema del artículo no podría ser más apropiado para México, donde el culto a la virgen de Guadalupe es el elemento central sobre el cual convergen la ideología nacionalista burguesa y la abrumadora religiosidad católica, apuntalada a un nivel fervoroso por la reciente visita del papa Ratzinger. Confiamos en que nuestros lectores encontrarán en este artículo no sólo una bocanada de aire fresco, sino también un mejor entendimiento de la naturaleza de la trinidad de la opresión capitalista: el estado, la religión organizada y la institución de la familia, principal fuente de opresión de la mujer en la sociedad dividida en clases.
Susan Adrian, fallecida en 2001, fue una dirigente de la LCI y una excelente maestra, entrenadora y propagandista del trotskismo. Para conocer más de ella, referimos a nuestros lectores al obituario publicado en Spartacist (Edición en español) No. 31, agosto de 2001, y especialmente a Prometheus Research Series No. 6, “Selected Speeches and Writings in Honor of Three Women Leaders of the International Communist League (Fourth Internationalist)” (Discursos y escritos escogidos en honor a tres mujeres dirigentes de la Liga Comunista Internacional [Cuartainternacionalista]), marzo de 2007.
Los marxistas vemos en la religión contemporánea —en la que el miedo y la degradación conforman una liturgia que vuelve a los creyentes estúpidos e impotentes ante la divinidad de sus opresores— algo odioso. Entendemos, sin embargo, que lo que sostiene la filiación religiosa en la era científica no es tanto la convicción intelectual como la opresión social. Así pues, si bien el espíritu anticlerical que animaba el vivo deseo de Voltaire de “ahorcar al último rey...con las tripas del último cura” puede ser sincero e incluso justificado, semejante “guerra contra dios” no trasciende el idealismo pequeñoburgués. La religión desaparecerá sólo cuando haya sido destruida la sociedad que la hace necesaria.
Las revoluciones burguesas establecieron el principio de la separación entre la iglesia y el estado, pero, como señaló Marx, esto no produjo la libertad respecto de la religión. Tampoco el declive de la vitalidad de la religión organizada ha eliminado el sentimiento religioso.
Si bien en Estados Unidos nunca ha existido una religión de estado, la vinculación del prejuicio religioso con los movimientos nativistas de derecha es bien conocida, y el patriotismo, la religiosidad y la prosperidad han constituido a través del tiempo la trinidad de la política imperial estadounidense. Hoy entre 30 y 40 millones de estadounidenses se consideran a sí mismos “cristianos renacidos”, para no hablar de las sectas más tradicionales ni mucho menos del miserable misticismo que sirve de basurero para los despojos de la Nueva Izquierda que aún buscan adquirir la liberación personal a bajo costo.
El tono mojigato de la última campaña presidencial, y el hecho de que el santísimo Jimmy Carter (quien dice consultar las decisiones importantes con su hermana curandera) se alzara con la victoria, apuntan no tanto a un resurgimiento religioso serio como a la pasividad desesperante que se cierne sobre la clase obrera estadounidense. Una muestra de la relación que guarda la conversión religiosa con la derrota política es el crecimiento de la secta de los Musulmanes Negros, que lucra con la desesperanza y el cinismo que se apoderaron de los negros tras los fracasos políticos y la destrucción física del movimiento negro de los años sesenta.
No es sorprendente que las mujeres sean con frecuencia las devotas más fervientes de la religión. Aisladas de la producción y lucha sociales dentro de los sofocantes confines de la familia, las mujeres han sido en general las principales víctimas de los “gendarmes en sotana” y también sus más confiables instrumentos.
El mito de la virgen madre de dios
El libro de Marina Warner, Alone of All Her Sex, intenta explorar el mito religioso que más explícitamente se ha dirigido a moldear y deformar la conciencia femenina: el mito de la madre virgen de dios. Los rituales y complejidades de la teología católica son más comunes y mejor conocidos en Europa y los países latinos que en EE.UU., pero esa imagen en particular ciertamente está relacionada con estereotipos y modelos más generales de “la mujer ideal”.
¡Y vaya que ha sido un mito poderoso! Dante y Botticelli encontraron inspiración en él; las agujas y campanarios de Notre Dame y Chartres se edificaron supuestamente para celebrarlo; e incluso Isabel I de Inglaterra —que no era de las que dejan que los escrúpulos religiosos interfieran con los asuntos de estado— se permitió envolverse en la imaginería de la “Reina Virgen”.
Desde luego, el mito del dios/redentor nacido de una virgen no es exclusivo del cristianismo, sino que tiene raíces en las leyendas antiguas. El poema de William Butler Yeats, “Leda y el cisne” (1923) revive el encuentro mítico entre el dios Zeus y la mortal Leda:
“Un golpe súbito: bate las alas sobre la chica hasta sentir sus muslos bajo las patas, y le muerde el cuello hasta que el seno inerme es ya su seno.
¿Cómo zafarse en su terror la mano de la emplumada gloria entre los muslos? ¿Y cómo el cuerpo asido en blanco júbilo puede ignorar el corazón ajeno?
Temblor del espinazo que concibe el muro profanado y el saqueo, la muerte del Atrida. Bajo el trance, y sometida por la sangre etérea, ¿sumó la chica ciencia a ese poder que abría ya su pico indiferente?”
Al describir el modo en que el culto a la madre virgen se extendió por Europa Occidental, Warner intenta explorar lo que plantea como una paradoja: “el que, en la celebración misma de la mujer humana perfecta, tanto lo humano como lo femenino sean sutilmente denigrados”. Unas 300 páginas después, presenta la siguiente hipótesis concluyente:
“La virgen María no es el arquetipo innato de la naturaleza femenina, el sueño encarnado; es un instrumento de la discusión dinámica de parte de la Iglesia Católica respecto a la estructura de la sociedad, presentado como un código de inspiración divina. Esta discusión cambia, según las contingencias...
“Gracias a su flexibilidad y su maña, la Iglesia Católica puede lograr adaptarla a las nuevas circunstancias de igualdad sexual, pero lo más probable es que la Virgen se convierta en leyenda… La leyenda de la virgen perdurará en todo su esplendor y lirismo, pero se habrá vaciado de contenido moral y por lo tanto habrá perdido los poderes reales que actualmente tiene para curar y para dañar”.
Sin embargo, lo que daña no es el mito, sino la realidad que éste mistifica, y no es mediante la renovación del mito como se va a “curar” a la mujer de su opresión. Marx y Engels citaron favorablemente el lema que encabezaba el semanario del republicano francés Loustalot:
“Los grandes nos parecen grandes sólo porque estamos de rodillas. ¡Pongámonos de pie!”
Sin embargo, añadieron: “Pero para ponerse de pie no basta con levantarse mentalmente, y dejar que sobre la cabeza real y sensible penda el yugo real y sensible, que no podemos destruir por arte de magia a fuerza de ideas”.
Fundamentos del cristianismo
El cristianismo comenzó como la ideología de las masas judías pobres bajo el Imperio Romano. Dado que las relaciones económicas no permitían que la riqueza se multiplicara mediante el desarrollo de las fuerzas productivas, la única manera en que las clases poseedoras de Roma podían sostener su riqueza era mediante el continuo y siempre expansivo saqueo de las áreas conquistadas. El costo extremadamente bajo del trabajo esclavo que se obtenía de ese modo era lo único que hacía que las empresas a gran escala (generalmente agrarias y a veces mineras) fueran relativamente rentables en comparación con las de los pequeños campesinos. La riqueza acumulada a través del saqueo se destinaba básicamente al consumo, a la búsqueda de diversiones.
La causa fundamental de la decadencia del Imperio Romano fue la contradicción, inherente al creciente dispendio de las clases poseedoras, entre el aumento del valor excedente, por un lado, y el carácter estático del modo de producción, por el otro. Y es también en esta contradicción donde deben buscarse las raíces del cristianismo primitivo. Abraham Leon escribió:
“Pero aunque sea evidente que la mayoría de los judíos desempeña un papel comercial en el imperio romano, no debe creerse por ello que todos sean ricos comerciantes o empresarios; por el contrario, la mayoría de los judíos se compone realmente de personas de humilde condición, de las que una parte obtiene sus medios de vida, directa o indirectamente, del comercio: buhoneros, descargadores, artesanos, etc.... Esta multitud humilde es la primera a quien golpea la decadencia del imperio romano y la que más sufre por las exacciones. Concentrada en grandes masas en las ciudades, posee mayor capacidad de resistencia que los campesinos dispersos por la campiña; también es mucho más consciente de sus intereses.
“En las capas pobres de las grandes ciudades de la Diáspora es donde se expande el cristianismo... En la medida en que a las insurrecciones judías siguen insurrecciones de capas populares no judaicas, la religión comunista judía se extiende rápidamente entre las multitudes paganas”.
Como ideología de protesta por parte de los desposeídos y los indefensos, el cristianismo encarnó un vehemente sentimiento antiplutocrático. En el evangelio según Lucas, por ejemplo, se lee:
“Bienaventurados los pobres, porque vuestro es el Reino de Dios. Bienaventurados los que tenéis hambre ahora, porque seréis saciados… Pero ¡ay de vosotros, los ricos!, porque habéis recibido vuestro consuelo. ¡Ay de vosotros, los que ahora estáis hartos!, porque tendréis hambre”.
La epístola de Santiago es igualmente explícita:
“¡Vamos ahora, oh ricos! Llorad y aullad por las miserias que os esperan... Vuestro oro y plata están enmohecidos; y su moho testificará contra vosotros, y devorará del todo vuestras carnes como fuego”.
El “comunismo” del cristianismo primitivo no se basaba, ni podía basarse, en la comunalización de la capacidad productiva de la sociedad, sino en la comunalización del consumo: “comunismo por medio del saqueo al opulento”, como decía Karl Kautsky. Pero, conforme el cristianismo se extendió, sus líderes se esforzaron por mellar su filo antiplutocrático.
El proceso por el cual pasó la iglesia no se debió fundamentalmente a la codicia y la ambición personal de sus funcionarios; no fue simplemente una herramienta para engañar y despojar a las masas. El cristianismo se volvió la religión oficial del Imperio Romano bajo Constantino, al mismo tiempo en que la decadencia del imperio, basada en el parasitismo y el bandolerismo, llevaba a las reformas de Diocleciano y Constantino, las cuales intentaron apoyarlo en una economía natural. Como religión de la clase de los grandes propietarios en el origen de la economía feudal europea, el fuego antiplutocrático que el cristianismo tenía originalmente quedó reservado a los mercaderes y usureros.
Secularización y celibato
Warner plantea un vínculo interesante entre la creciente riqueza de la iglesia y su santificación del celibato (las escrituras mismas no mencionan jamás la “inmaculada concepción” y plantean muchas dudas sobre la virginidad de María). Bajo la ley romana, una mujer tenía derecho a heredar riqueza y disponer de ella de manera independiente a partir de cierta edad. Entre las familias romanas, era común criar a los hijos varones en la vieja religión y a las hijas en la nueva; además, en la época de la decadencia romana solía ocurrir que las familias se extinguieran por la línea masculina. Así, la vocación del celibato (que implicaba no tener herederos) para las cristianas vírgenes y viudas sin hijos resultaba de lo más rentable para la iglesia. Fue pues, según Warner, como parte del creciente poder secular de la iglesia que el culto a la virgen alcanzó prominencia por primera vez.
Agustín, que vivió en el siglo V, trazó una conexión explícita y literal entre el acto sexual y el pecado original: Cristo nació de una virgen porque sólo así pudo evitar contaminarse del pecado original. La percepción de la virginidad como un estado inherentemente santo y la identificación de la pureza espiritual con la abstinencia sexual siguen dominando la doctrina de la iglesia hasta la fecha.
La imagen de la madre de dios —prácticamente ignorada durante los primeros cuatro siglos del cristianismo— no era la humilde y sumisa chica de la anunciación, sino la triunfante reina del cielo, una imagen que también servía para simbolizar la ventaja de la iglesia sobre otros gobernantes temporales a lo largo de Europa y el imperio Bizantino. Esta imagen de María como reina del cielo se mantuvo esencialmente inalterada, excepto quizá por la creciente opulencia de su indumentaria, por muchos siglos, prestándole la autoridad de la sanción divina al concepto de monarquía.
Parte del tributo económico considerado digno de una reina —y la separación entre lo temporal y lo divino fue convenientemente oscurecida— puede verse en la extraordinaria ola de adulación que fue el pretexto para la construcción de 80 catedrales en Francia en un solo siglo.
La ley feudal francesa de los siglos XII y XIII permitía que las mujeres poseyeran rangos y propiedades por derecho propio; y en una sociedad donde la adquisición de tierra era una necesidad constante y urgente, las herederas podían llegar a tener un inmenso poder: Leonor de Aquitania (1122-1204) es la más célebre de ellas. Pero la consolidación de Francia y otros territorios como estados-nación entró en conflicto con las tendencias centrífugas de los patrones feudales de herencia. Con el tiempo, las mujeres perdieron muchos de los derechos económicos de los que habían gozado.
Parte de la batalla por la consolidación nacional de Francia se libró como una guerra santa por parte del papa y los señores feudales del norte de Francia por subyugar el sur, campo de cultivo de la popular herejía cátara. Ésta, una forma ascética del maniqueísmo, permitía la entrada de la mujer al clero y sostenía que el sexo casual y la sodomía eran menos reprensibles que el matrimonio, el cual había poblado el pestilente universo. El sur de Francia también era la patria de la poesía provenzal de los trovadores, que exaltaba el amor adúltero. Por ende, desde muchos puntos de vista, tanto los herejes como los trovadores eran anatema para la iglesia y para la dinastía de los Capeto en el norte. Las batallas que se libraron en el sur a partir del siglo XIII acabaron con medio millón de personas.
Fue la generación de la nieta de Leonor de Aquitania, Blanca de Castilla, la que, alentada por la iglesia y el estado, empezó a enfocar su ardor en María como virgen. Esta “nueva” María asumió gran parte del carácter y la función del personaje original de la poesía provenzal, pero sin la celebración del hedonismo y la permisibilidad. Todavía se le reconocía como una reina poderosa, pero solamente, según se enfatizaba, por gracia de su hijo, y no por derecho propio. Se le retrataba como la encarnación de la hermosura y el ardor divino, pero sobre todo, de la castidad.
Como señala Warner, el estatus especial que obtuvo la madre virgen de dios tenía como reverso el igualmente especial desprecio a la mujer ordinaria, no virginal, que se consideraba, como Eva, la “oportunidad del pecado”, una tentadora que distraía al hombre de dios para conducirlo a una perdición eterna.
Recoger las flores de la vida
El libro de Warner es una mezcla frecuentemente desenfocada de investigación histórica y sociológica con nostalgia y autoanálisis. Y es franca respecto a su ambivalencia:
“No puedo entrar en una iglesia sin que me duela toda la seguridad y belleza de la salvación a la que renuncié. Recuerdo cuando visité Notre Dame en París y, de pie en medio de la nave, comencé a llorar de rabia por ese viejo amor y su perdurable capacidad de conmoverme”.
No habiendo saldado satisfactoriamente las cuentas de su propia experiencia con el oscurantismo religioso, Warner explica el dominio de la iglesia sobre los creyentes en términos meramente sicológicos e ideológicos.
Ciertamente hay que reconocerle a la iglesia el “genio...con que se adueña de la psique de sus fieles”, como dice la reseña del Village Voice. De hecho, en los países donde la iglesia católica ha sido una influencia cultural y política dominante, ha lesionado y distorsionado hasta tal punto la psique de las masas, que incluso los manifestantes políticamente motivados han caído en orgías de anticlericalismo torcido. Por ejemplo, en 1909, cuando el gobierno español intentó movilizar a los reservistas para defender sus colonias marroquíes, la población respondió con una huelga general y una frenética protesta de cinco días que incluyó el desenterrar cadáveres de monjas y el bailar con ellos por las calles.
Al mismo tiempo, históricamente la iglesia ha impuesto la manipulación sicológica mediante una coerción altamente efectiva, tanto física como social. Cuando, en los primeros seis meses de la Guerra Civil Española, los obreros y campesinos quemaron 160 iglesias hasta los cimientos, no sólo estaban protestando contra la opresión sicológica, sino también contra una poderosa institución estatal fanáticamente comprometida con la preservación de la monarquía y con la reacción.
Al final, Warner rechaza al eunuco femenino de la iglesia católica, si bien con una extraña ambivalencia feminista:
“Si bien la Virgen María no puede ser un modelo para la Mujer Nueva, es mejor tener una diosa que no tenerla, pues el encorbatado mundo masculino de la religión protestante se parece demasiado a un club de caballeros en el que no se admiten damas salvo los días especiales”.
Y así, al final, la cuestión de la mitología religiosa sigue consistiendo en la deprimente elección entre una fantasía perniciosa y una realidad yerma y estéril.
Los marxistas insistimos en que éstas no son las únicas alternativas. La crítica marxista de la religión desmitifica la fantasía religiosa y demuestra que fue el hombre quien creó a los dioses y diosas, y no al revés, pero no para que las masas trabajadoras se vean privadas del consuelo, por pequeño que sea, que esas fantasías puedan aportar en un mundo cruel, sino para remplazar esas pobres ilusiones con una realidad mucho más rica y satisfactoria. Marx lo expresó con la mayor elocuencia:
“La miseria religiosa es, por una parte, la expresión de la miseria real, y por otra parte, la protesta contra la miseria real. La religión es el suspiro de la criatura agobiada por la desgracia, el alma de un mundo sin corazón, el espíritu de una época sin espíritu. Es el opio del pueblo.
“...Exigir que se renuncie a las ilusiones concernientes a nuestra propia situación, es exigir que se renuncie a una situación que necesita de ilusiones. La crítica de la religión es pues, en germen, la crítica de este valle de lágrimas, en el que la religión es una simple aureola.
“La crítica ha deshojado las flores imaginarias que cubrían la cadena de la religión, no para hacerla prosaica y desoladora, sino para que el hombre las sacuda y recoja las flores de la vida”.
http://www.icl-fi.org/espanol/eo/35/virginmary.html
submitted by ShaunaDorothy to Espartaco [link] [comments]


2015.02.21 15:15 Confidencial CON EL TERRORISMO RELIGIOSO NO SE ACABA CON EL CASTIGO SINO CON MEDIDAS DE PREVENCIÓN

CON EL TERRORISMO RELIGIOSO NO SE ACABA CON EL CASTIGO SINO CON MEDIDAS DE PREVENCIÓN
La libertad de religión consiste en que cada uno puede expresar sus creencias religiosas libremente utilizando la palabra como única forma de convencimiento, incluso poder confrontar la palabra con otras creencias, luego la que ha de triunfar sobre las demás es la que mejor servicio dé para el bienestar de los ciudadanos. La palabra tiene que hacer que las personas sean cada vez más honradas, felices, inteligentes y pacíficas. El ser humano al contrario de los animales necesita creer en algo como fundamento, de la creencia que elija dependerá su futuro e incluso el futuro de cualquier país. Todo lo que se imponga a la fuerza en cuanto a la fe o no se confronte con otras creencias es perjudicial para las personas y para el bienestar de los países.
Lo que ha enseñado el mayor profeta y filósofo de la historia que fue Jesús de Nazaret según Juan 12:49,50, es que la semilla que hay que utilizar para combatir la maldad y conseguir la perfección es la palabra de Dios (Lucas 8:11 -15), la palabra del Dios de paz no la de los dioses de los asesinos, y refiriéndose a las armas físicas indicó que no utilizaran la espada ya que el que a espada mata a espada muere, refiriéndose a que ésta acción produciría venganza que cada vez causaría más muertos (Mateo 26:52). Este ejemplo lo tenemos en las manifestaciones pacíficas que ha habido en España donde se ha utilizado solamente el poder de la palabra.
Tanto el catolicismo como el islamismo se han expandido por el mundo a base de espada, haciendo conversos a la fuerza, los que no se sometían a sus creencias pagaban con su sangre. Como el que a hierro mata a hierro muere terminaban enfrentándose una contra la otra o peleándose entre los de la misma organización. Estas son las religiones que no deben persistir si no respetan el derecho a la vida y la libertad de que cada uno pueda elegir voluntariamente su fe.
El catolicismo se ha ido adaptando poco a poco a la democracia y aun está progresando en este aspecto exceptuando algunos casos, pero el islamismo aun sigue sin aceptarla, el ejemplo lo tenemos en sus países de origen donde no hay ni siquiera respeto a los derechos humanos ni se permite la libertad de religión. Un musulmán puede ser asesinado o condenado a muerte simplemente por abandonar la fe musulmana o hacerse de otra creencia. Si no permiten democracia y libertad de opinión en sus respectivos países tampoco lo van hacer en los demás.
QUE HACE EL PP CONTRA EL RADICALISMO RELIGIOSO
El Partido Popular pone todos los medios incluso públicos para promover el radicalismo religioso para luego basándose en ciertos motivos provocados aprobar leyes que reduzcan la libertad y el derecho de las personas. Esta es la forma que tienen de actuar los que quieren acabar con el derecho y libertad de las personas. Nos lleva al mismo fin de los radicales religiosos pero haciéndolo de forma política.
Los que se inmolan también son víctimas de aquellos que los reclutan debido a que son engañados al hacerles creer mentiras y utilizarlos como falsos salvadores. Los verdaderos culpables arriesgan la vida de los demás pero no la de ellos. Contra éstos es contra los que hay que actuar.
A continuación vemos un ejemplo de cómo el PP permite que se promueva el radicalismo para luego imponer leyes opresoras contra la libertad.
http://www.elplural.com/2013/07/31/un-iman-en-ceuta-ala-te-pedimos-que-atemorices-a-los-policias/ Un imán en Ceuta: “Alá, te pedimos que atemorices a los policías” Se trata de un imán salafista contratado por musulmanes españoles A.R. 31/07/2013 0 0 votos
ImprimirEnviar a un amigo Hay preocupación política y policial por algunos sermones que pronuncian algunos imanes en las mezquitas de Ceuta. Hace unos días se emitió un discurso en la televisión pública ceutí de un imán melillense en el que, entre otras cosas, afirmó que “toda mujer que se perfume y sale de su casa paseándose delante de los hombres que huelen su perfume, esta mujer es una fornicadora”, o que las mujeres no pueden salir a la calle con cara y manos descubiertas ni con zapatos de tacón de aguja ni en vaqueros. Ni un solo responsable del Gobierno de Ceuta, del Partido Popular, ha asumido responsabilidad política alguna ni ha cesado a nadie en su televisión pública. Tras este ejemplo de la televisión pública de Ceuta, controlada por el PP, esta ciudad autónoma vuelve a ser noticia por el sermón de otro imán, el marroquí Tarik Hammudi, considerado salafista, la rama más integrista del Islam. Preocupación policial Hammudi fue contratado por españoles musulmanes que habían echado a otro clérigo considerado moderado. Pronunció el sermón el pasado 13 de julio en árabe y ante un grupo de jóvenes en la mezquita Ibn Rochdm del barrio ceutí de Benzú. En medio de su arenga afirmó: “Oh Alá, te pedimos que atemorices a los opresores (policías) injustos con un mal en sus hogares en donde menos se los esperen”. Sus palabras fueron grabas en vídeo, subtituladas en español y subidas a las redes sociales, donde se dieron a conocer. Tras su difusión, el Delegado del Gobierno en Ceuta, Francisco Antonio González, expresó su preocupación y puso los hechos en conocimiento de la Fiscalía por si fueran constitutivos de delito de “apología del terrorismo y atentado contra la autoridad”, según informa la prensa de la ciudad autónoma. Ceuta y el envío de yihadistas a Siria Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado mantienen una estrecha vigilancia sobre cualquier riesgo que apunte a terrorismo radical integrista. El pasado 22 de junio ocho jóvenes fueron detenidos en Ceuta acusados de pertenecer a una red de captación de yihadistas para enviarlos a Siria. Esta red habría enviado a ese país en un año a 50 combatientes, 12 de ellos españoles. El imán Hammudi se refirió a esos detenidos y pidió a Alá que atienda y socorra “a nuestros hermanos encarcelados injustamente”. Después amenazó hasta en tres ocasiones a la policía y guardia civil que llevaron a cabo las detenciones de junio, para pedir a Alá que “les des su merecido a todo aquel que critica a los creyentes sin derecho alguno y que reciba su merecido en esta vida antes que en la otra”. A la policía le inquieta los cambios en el control y dirección de varias mezquitas de Ceuta, especialmente la mezquita de Benzú donde se pronunció este sermón. IMANES CONTRA LA LIBERTAD DE RELIGIÓN
Se están utilizando imanes musulmanes para que controlen todos los inmigrantes y sus familiares con el fin de impedirles la libertad de elegir entre neutralismo o poder cambiar de fe, sobre todo impedirles que se conviertan al cristianismo o a otras creencias como es la religión Católica que significa religión universal. A estos imanes que están al servicio de fanáticos religiosos y financiados por estados islamistas se les permite que no respeten las leyes y la libertad del país de acogida y que impongan su autoridad sobre sus subordinados.
A los gobernantes de países dictatoriales que no respetan los derechos humanos se les permite que financien a organizaciones religiosas que no respetan los derechos y la libertad de las personas. Los gobernantes que promueven o permiten estos hechos se convierten en cómplices de los casos de opresión sobre las personas y de terrorismo que estos hechos puedan ocasionar. Según el CNI
Países musulmanes financian en la sombra al islam radical en España
Un informe del servicio secreto español señala el afán de control extranjero del islam en España y que el dinero llega a grupos radicales. 01 DE AGOSTO DE 2011, MADRID Seis países musulmanes patrocinan a las comunidades islámicas de España a veces con el objetivo de controlarlas y casi siempre con escaso discernimiento. Los fondos que envían caen con frecuencia en manos de organizaciones radicales o de individuos sin escrúpulos , informa Ignacio Cembrero en El País.
Un informe secreto enviado el 16 de mayo por el director delCentro Nacional de Inteligencia(CNI), generalFélix SanzRoldán, a los ministros de Exteriores, Interior y Defensa analiza con alarma la financiación y las ayudas que proporcionan Arabia Saudí, Kuwait, Catar, Emiratos Árabes Unidos (EAU), Libia y, sobre todo, Marruecos a los musulmanes en España que ya suman un total de 1,2 millones de personas.
El servicio secreto da cuenta en su informe de algunas operaciones puntuales de financiación, como los 300.000 euros que pagó Catar para remodelar elCentro Cultural Islámico Catalán, pero no proporciona cifras globales. “En su mayor parte se utilizan cauces alternativos para hacer llegar dichas donaciones que escapan al control de los regulares del sistema financiero español ”, señala.
Por otro lado, junto con las subvenciones los países del Golfo inundan las mezquitas de opúsculos que irritan a las autoridades españolas. “La Europa de hoy sigue considerando a la raza blanca superior a las de color”, recalca una monografía en castellano publicada por elMinisterio de Asuntos Islámicos de Qatarbajo el título “Muhammad. El Profeta Ideal”. “Europa, con todas sus pretensiones de iluminar y liderar (…) sigue estando por detrás del Islam”, añade.
EL INFORME SECRETO
“Las consecuencias de la financiación derivan en actitudes negativas para la convivencia, tales como la aparición de guetos y sociedades paralelas, tribunales y policías islámicas al margen de la legalidad vigente, desescolarización de niñas, matrimonios forzados etcétera”, señala el documento del CNI al que ha tenido acceso El País.
“No existe suficiente control de los flujos financieros que suponen las donaciones y ayudas que desde otros países se prestan a la comunidad islámica de España (…)”, advierte el principal servicio secreto español. “Se hace necesario que los países donantes sean plenamente conscientes de los riesgos que entraña financiar demandas individuales”.
En el informe del CNI el peor parado es Kuwait. A través de la Sociedad para el Renacer de la Herencia Islámica (RIHS, según sus iniciales inglesas) ha costeado la construcción de las mezquitas de Reus y Torredembarra (Cataluña) desde donde “se difunde una interpretación religiosa contraria a la integración en la sociedad española fomentando la separación y el odio hacia los colectivos no musulmanes”.
La RIHS kuwaití fue incluida en 2008 por elDepartamento del Tesoro de EE UU, y más tarde porNaciones Unidas, en la lista de organizaciones que han financiado a grupos afiliados a Al Qaeda . “El principal beneficiario” de sus ayudas y gestor del dinero saudí en España es, según el servicio secreto, el salafista holandés de origen marroquí Abdelhamid el Hyat. A medio plazo la RIHS proyecta abrir una delegación en España.
Catar, en cambio, se inclina por donar a la Liga Islámica para elDiálogo y la Convivencia en España “vinculada con los Hermanos Musulmanes” de Siria, según el CNI, que controlan, por ejemplo, elCentro Cultural Islámico Catalán.
Sharjah , integrado en los Emiratos Árabes Unidos, tiene, en cambio, preferencia por los conversos españoles reagrupados enAl Morabituna los que costeó lamezquita Albaicínde Granada y está dispuesto a ofrecerles otra en Sevilla.
El líder libio Moamar el Gadafi también ha mostrado, cuando aún disponía de medios, predilección por los conversos españoles agrupados en la Junta Islámica de España. Con su presidente, el psiquiatra radicado en Córdoba Francisco José Escudero, que adoptó el nombre árabe deMansour, fallecido en octubre pasado, estableció una “relación personal”, según el CNI.
Ni que decir tiene que el más generoso es Arabia Saudí . A las donaciones directas de la familia real se añaden las de suEmbajada en Madridy de un sinfín de asociaciones benéficas más o menos oficiales. La retahíla de mezquitas y centros receptores de sus ayudas “no se caracterizan por su elevado nivel de radicalismo”, según el CNI, aunque su “sumisión” a las directrices saudíes es total.
No solo los radicales se aprovechan de la generosidad del Golfo sino también individuos que se otorgan “una representatividad impropia” y llegan incluso a “apropiarse de forma indebida de los fondos obtenidos”, advierte el CNI. Por eso algunos viajes a la zona para recaudar subvenciones “se hacen en el más absoluto secreto y sin conocimiento” de la comunidad islámica en cuyo nombre se piden. Si se consiguen no siempre sirven al fin declarado por el que las solicitó.
MEDIDAS PREVENTIVAS
El secretario de Estado de Justicia, Juan Carlos Campo, acompañado de una nutrida delegación de funcionarios de Exteriores, Justicia e Interior, citó hace cuatro meses en el palacio de Parcén a los embajadores del Golfo a los que pidió su colaboración para poner orden en la financiación del Islam en España . “Todos ellos se mostraron receptivos”, asegura José Manuel López Rodrigo, director de la Fundación Pluralismo y Convivencia, que asistió al encuentro.
En esa reunión se les entregó un folleto titulado “Sistema de canalización de fondos para el apoyo a los proyectos de las comunidades islámicas de España”. En él las autoridades españolas explican en tres idiomas (español, inglés y árabe) cómo les gustaría que se encauzase el envío de los fondos del Golfo. Bahrein es el único que nunca hizo donaciones.
El Gobierno quiere que las ricas monarquías petroleras costeen proyectos presentados por las comunidades musulmanas a través de la Comisión Islámica de España (CIE), el interlocutor oficial que está en plena transformación para ser más representativo. Solo las solicitudes aprobadas por la CIE serían susceptibles de ser financiadas por el Golfo.
La intención del Gobierno es, sin embargo, acabar a medio plazo con la injerencia extranjera. “El derecho y la gestión de la libertad religiosa de los españoles, sea cual fuera su creencia, no puede estar supeditada a ningún país extranjero”, señalaba un informe conjunto de los ministerios de Justicia e Interior elaborado en 2009 y que no se sabe si incluirá al Estado Vaticano en esta afirmación. “(….) la vida cotidiana de las comunidades y su financiación deben de tener una política propia española y no permitir injerencias, aunque se podría producir un espacio de tránsito”.
En el folleto entregado a los embajadores de la zona del Golfo se insiste también en que, junto con la ayuda directa a las comunidades musulmanas, sería bueno financiar, por ejemplo, un grado en ciencias religiosas; la formación del clero; libros de texto de religión redactados en España; guías de gestión de servicios públicos para musulmanes; retribución del personal religioso; iniciativas para la normalización del Islam en la prensa etcétera.
Fuentes: El Pais © Protestante Digital 2011
submitted by Confidencial to podemos [link] [comments]


2012.04.15 03:53 juanjoseguva Ateos of r/atheism! Heed my call!

Any spanish-speaking ateos out there? I'm writing an essay that states that religion is the root of mysoginistic attitudes in the world, and I was hoping to get some feedback from this awesome community. Would anyone care to read it? Unfortunately, it is only in spanish, hence my first question.
La cultura e identidad nacional de muchos países, entre ellos el nuestro, se perfila en función de las diferentes prácticas religiosas de sus gentes. Estudiemos la religión Cristiana, la religión que más concierne a nuestro país. Las familias mexicanas se mantienen unidas a través de la observación de diferentes conductas tradiciones tales como ir a misa cada domingo, compartir una cena de navidad o la tradición de dar regalos a los pequeños en conmemoración al pasaje bíblico en el que se narra como llegaron los Reyes Magos a obsequiar regalos al pequeño Cristo. La religión no solo influye en conductas colectivas reguladas, sino también en otros patrones culturales. Muchos de los refranes con los cuales sancionamos la conducta de quien nos rodea tienen, en buena medida, orígenes bíblicos. Por ejemplo; “Espada de doble filo” (Prov. 5:4), “Poner palabras en boca de otro” (Samuel 14:3) e incluso “En un abrir y cerrar de ojos” (1 Cor. 15:52). Estos refranes unen a las personas que los utilizan alrededor de valores y concepciones así transmitidas. De manera similar, la religión tiene un impacto probablemente significativo en la estructuración de las relaciones de género. Con respecto a la mujer, los escritos religiosos son explicitos. Por ejemplo, 1 Cor. 11:3 indica: “Pero quiero que sepáis que Cristo es la cabeza de todo varón, y el varón es la cabeza de la mujer”. Esto establece una jerarquía clara que asigna un papel secundario a la mujer, que según esta tradición, ha de servir de complemento al hombre como el hombre sirve a dios. Otro ejemplo que resalta la posición de la mujer es Éxodo 21:4. Si uno compra un esclavo israelita varón, ha de ser liberado en el séptimo año de su esclavitud. Pero si es mujer, seguirá siendo esclava toda su vida. La excepción es si la mujer está casada con el esclavo que ha de ser liberado. En ese caso, es propiedad del esclavo y se irá con él. Con esta lectura directa de las escrituras se puede entender una visión que fomenta una relación asimétrica de genero por la cual la mujer debe de mantenerse servil al hombre por ser esta su naturaleza. La tradición preservada en el Viejo Testamento va más allá al indicar que la mujer es además impura en muchos momentos de su vida. Pareciera que cada acto sexual o menstrual la deja sucia durante un periodo meticulosamente detallado en Levítico. “Cuando una mujer conciba y tenga un hijo varón, quedará impura durante siete días, al igual que sus reglas” (Lev. 12:2). Estos textos seleccionados suenan decididamente como posiciones cuestionables y sexista. Es importante considerar el contexto y significado inicial de las palabras del texto. La palabra “impuro” no tiene necesariamente una dimensión exclusivamente ética, pues se refiere al cuidado higiénico que se tiene que tener en esas situaciones, y refleja el miedo a la sangre y a infecciones que tenían esas tribus y clanes patriarcales de la antigüedad. Sin embargo, ¿Cuál es la excusa higiénica que explica la razón de que ese periodo de impureza sea el doble si da a luz a una niña, como dice Levítico 12:5? Las reglas más cuestionables que la tradición judeocristiana pueden traer a nuestro actuar aparecen en el libro del Deuteronomio. El capítulo 22, que tiene por título “Si encuentras algún objeto perdido”, y describe varios dilemas éticos y cómo solucionarlos. Aquí la palabra a resaltar en el título es objeto. “Si un hombre encuentra a una joven virgen, no prometida en matrimonio y a la fuerza la viola…dará al padre cincuenta monedas de plata y la tomará por esposa” (Deut. 22:28). Es un castigo similar al que se da a niños que roban un dulce. Se les hace pagar el costo del dulce, con una disculpa. Queda claro que para la tradición patriarcal judeocristiana recogida en la biblia, la mujer ha sido -como lo era para los griegos y para muchos grupos influenciados por la religión cristiana, propiedad del hombre. Esta visión la reduce al estatus de un simple objeto o, como mucho, mascota. La apologética cristiana resuelve la contradicción que existe entre esta tradición bíblica y los valores y expectativas de nuestro tiempo señalando que esas son leyes del Antiguo Testamento y por tanto se han de tomar cum grano salis. Pero la misma apología pudiera verse desacreditada por pasajes en los que Cristo aparece indicando su inequivoca adscripción al antiguo testamento: “No piensen que he venido a anular la ley o los profetas; no he venido a anularlos sino a darles cumplimiento.” (Mateo 5:17). Esta exegética se presta a la conclusión de que la religión cristiana tiene una influencia muy considerable en nuestra cultura cuando esta coloca a la mujer (madres, hermanas, esposas, amantes, compañeras e hijas) en un papel secundario, y por tanto, no debería sorprendernos la dificultad en erradicar el machismo rampante que plaga cada aspecto de nuestra sociedad. ¿Cuáles son las consecuencias que esperaríamos ver a raíz de dichos pensamientos? Mi bisabuelo repetía la visión prevaleciente en su tiempo: “La mujer como la escopeta, cargadita y detrás de la puerta”. Esta forma de ver a la mujer, cuyo lugar es en casa cuidando a niños y embarazada, es abominable. No es decir que la elección de tomar el rol principal en la crianza de niños sea mala, es algo que siempre agradeceré a mi propia madre, sacrificando años y carrera por mis hermanos y por mí. Pero es una elección. Si se quita ese aspecto crítico, se arrebata la libertad de esa persona. Esta mentalidad se ve reflejada en muchos países y zonas tercermundistas. Si estudiamos los casos extremos de países teócratas islámicos, saltan historias desalentadoras. Amina Filali era una niña marroquí de dieciséis años que, posteriormente a ser violada y forzada por un juez que seguía la ley islámica a casarse con su violador, se suicidó. Y es solo un caso de entre miles que siguen ocurriendo hasta la fecha. En dos investigaciones separadas, Matthias Doepke - Michèle Tertilt, y Linda Mayoux estudiaron los efectos de la atribución de poder a las mujeres en regiones tercermundistas. Ambos llegaron a conclusiones similares: “… la evidencia empítica sugiere que potenciar a la mujer no es simplemente un objetivo que vale la pena por sí mismo, sino que de hecho promueve el desarrollo económico general ” (Doepke M., Tertilt M., 2011). Si a la mujer no se le impide decidir con quien, cuando y cuantos niños dar a luz, aumenta el nivel económico de la región. No es ninguna coincidencia que los países económicamente fuertes son también aquellos donde la mujer cuenta con más control sobre su propia existencia (Not always though... consider deleting). Si indagamos en los países donde la mujer está subyugada, como aquellos bajo la Ley Sharia, vemos que son países que tienden a tener economías débiles. Es importante mencionar que la ley islámica viene de los mismos códigos del cristianismo y el judaísmo. Son filosofías que empobrecen literalmente y en espíritu. ¿Como podemos aminorar el machismo que tanto empobrece a nuestro país? . Como hemos visto, la religión está entrelazada íntimamente con nuestra identidad cultural. Es posible mitigar los efectos negativos que trae consigo, si se concentra en la raíz. Hace falta incluir en la educación básica más cursos de ética y religión, no expuestos como hechos, sino como mitología para estudiar su impacto social y sus enseñanzas más profundas.
Para conseguir esto, es necesario el apoyo gubernamental (?) siguiendo la ética [], ya que es un tema que afecta a la mitad de la población de sus ciudadanos. Hacen falta programas para fomentar este tipo de educación en los rincones más remotos del país, que puede ser liderado por empresarios dispuestos a luchar contra este problema. Esto, junto con educación sexual temprana, dejando a un lado tabúes primitivos, nos permitirá eliminar el falocentrismo en unas cuantas generaciones. Mover a la conclusión
Para conc: Este ensayo ha explorado la relación entre ... presentando evidencia de que... y considerando... El reducir una persona al nivel de un objeto es un atentado severo a su dignidad humana. Una filosofía que lo hace a la mitad de los seres humanos en existencia es una filosofía antiética y francamente repugnante.
submitted by juanjoseguva to atheism [link] [comments]